en Web en Blog
Hacer click sobre las imágenes para agrandarlas

Escuchanos por Internet

6.6.13

La música como camino para la realización personal y transformadora de realidades sociales



La Orquesta integrada por niños y jóvenes de entre 4 y 18 años tuvo su velada de Gala junto al músico Gustavo Santaolalla.
Las sonrisas de niños, jóvenes y sus padres invadieron las instalaciones del Centro Cultural Puente Blanco, con motivo de la visita del compositor, Gustavo Santaolalla, a quien le dedicaron cuatro canciones de su repertorio comenzando con “Ojos Azules”. Los pequeños músicos puntanos dirigidos por Marcos Arquez, tienen edades entre 4 a 18 años.
El grupo se divide en núcleos según explicó el director de la Orquesta, “en el núcleo del centro cultural puente blanco, son 150 chicos, tenemos uno en el barrio Tibiletti donde tenemos 70 chicos y la misma cantidad en el barrio Eva Perón. Estamos abriendo uno en el barrio Pucará y en el 9 de julio” indicó Arquez, quien agregó que, “para los chicos y todos los que integramos la orquesta es una gran alegría poder conocer a Santaolalla, por lo que ha sido una experiencia bárbara, más que escuche y vea lo que estamos haciendo”.
El Director de la Orquesta Escuela Infanto Juvenil de San Luis, dijo que el objetivo primordial de la Orquesta es a través de la música lograr la integración social y el aprendizaje de valores, “convocamos a chicos y adolescentes en especial a quienes estén en situaciones desfavorables para acceder al conocimiento y a la producción musical”, puntualizó.
  • Una alternativa ante la vida
Orquesta Escuela Infanto Juvenil de San Luis, funciona desde hace 4 años. Su responsable María Alicia Mazzarino, destacó el valor social como muy importante, “comprobamos a diario como los chicos se entusiasman con un proyecto que es muy innovador, muy transformador, tenemos casos concretos de problemas juveniles y al ingresar a la orquesta cambia totalmente su vida, trabajan por un proyecto de vida, se comprometen mucho sobre todo los adolescentes a quienes les es tan difícil encontrar algo alternativo que los saque de situaciones de riesgo, de la calle”.
Mazzarino, enfatizó en que la familia participa fundamentalmente con mucho entusiasmo, “al igual que estos chicos de casos de extrema vulnerabilidad, los padres también se han acoplado a sus hijos, los acompañan y vemos como los chicos están más estimulados para trabajar en la orquesta”.
Quienes estén interesados en participar en la Orquesta, pueden inscribirse en el Centro Cultural Puente Blanco, “tenemos más de 300 chicos, por lo cual hay una lista de espera para incorporar a más, tenemos que conseguir los instrumentos, los profesores. Trabajamos con un sistema de multiplicadores, los chicos que han empezado primero y van adelantados son los mismos que dan los pasos iniciales a quienes recién empiezan y eso nos da la posibilidad de poder tener una mayor cantidad de participantes en la orquesta”, puntualizó la responsable de la Fundación.
Las sonrisas de niños, jóvenes y sus padres invadieron las instalaciones del Centro Cultural Puente Blanco
Las sonrisas de niños, jóvenes y sus padres invadieron las instalaciones del Centro Cultural Puente Blanco.

No hay comentarios.: